Es válido afirmar que toda terapia mantiene la función de velar por el bienestar psicológico de cada uno de los clientes que asisten a ella, y es así como se explica que cada terapia es única y por ende el camino a seguir es particular a cada proceso, siendo entonces que, cada terapia funciona de manera diferente.

         También es válido pensar en que no solo las terapias matrimoniales funcionan, pues además, toda terapia de pareja lo hace.

         Existen momentos de crisis en una relación, que hacen que los miembros de una pareja acudan a una psicoterapia, pues sufren por motivos que se entrelazan con sus dinámicas de vida que se ponen a prueba en una relación de convivencia. Ante tal panorama, la psicoterapia se presenta como una forma de cura frente a lo que le atañe a la pareja, pero ¿cómo se entiende una terapia de pareja?

         La terapia de pareja es un tratamiento psicológico que permite que las experiencias de los miembros de esta pareja, puedan ser expresadas y comprendidas mutuamente, para así identificar la diferencia del otro, sin generar un malestar; es decir, la terapia de pareja permite que me vincule a la historia, a la experiencia y al saber de mi pareja, y que, en este encuentro por esas diferencias, se encuentre esa validación por la diversidad del otro.

Por medio de la terapia de pareja, se encuentra el psicólogo, quien, a modo de puente, permite que los saberes de los miembros de la pareja se escuchen y se comprendan, que se transite mutuamente de la culpabilización, hacía una comprensión por el otro, y una responsabilidad afectiva.

Con lo anterior, se puede comprender que la funcionalidad de una pareja puede ser positiva o negativa, ya que, si bien funciona, ¿cómo lo hace?, y es esta pregunta la que debería de brindar una reflexión de cada pareja y de sus miembros, puesto que se puede normalizar la injusticia en la relación, o el mal trato, o diferentes elementos de la relación de pareja que mantienen la incomodidad y el malestar pueden estar velados, sin embargo, el cuestionarse sobre si la funcionalidad es positiva o negativa implica que se reflexione y se piense la dinámica de la relación.

Cuando se habla de la función positiva en la relación, se hace referencia a esta relación que permite la diferencia del otro sin una forma de violencia, cuando hay una sensación de bienestar y crecimiento personal, pues lo positivo hace alusión a que recíprocamente los miembros de la pareja son responsables sobre sí mismos, y se aportan a manera de crecimiento, hay dialogo y respeto. Además de esto, hay un sentimiento de libertad y de acompañamiento.

A diferencia, la funcionalidad negativa en una relación de pareja, hace referencia a todas estas dinámicas que enmarcan una culpa constante, una humillación verbal o psicológica, y generan un sentimiento de malestar en un miembro o en ambos, en esta forma de relación no hay un respeto por la diferencia del otro, y tampoco hay una libertad por el otro, sin embargo, en algunas situaciones, esta dinámica negativa se normaliza, y por ende se hace difícil identificar un malestar, pues se acostumbra la pareja a un convivir negativo, pero esto no es idea de que siempre tenga que funcionar así.

La pregunta sobre como funciona la relación de pareja implica en sí misma una reflexión y un pensar en la relación, y de esta manera, lo psicoterapéutico es una ayuda importante, que funciona directamente para direccionar en vías más sanas a esta relación de pareja.

 Autor: Psicólogo Por Ángel Marín

¿Necesitas Ayuda?